Razones por las que en Granada College y Escuela Infantil Príncipes creemos que la nutrición es un valor en el que educar

En Granada College y Escuela Infantil Príncipes sabemos que los primeros años de vida son esenciales para el desarrollo cognitivo, emocional y social de los niños, pero también lo son para establecer unos correctos hábitos alimenticios y una buena relación con la comida, por eso, educar en nutrición es algo que en nuestros centros nos tomamos muy en serio.

La alimentación tiene un papel esencial en la salud de las personas, por lo que es necesario que los niños adopten hábitos alimenticios saludables desde la infancia, ya que, al ir acostumbrándose a ellos desde pequeños, será más fácil que mantengan una dieta saludable, equilibrada y variada en un futuro. Para iniciarse en los hábitos saludables es fundamental que tanto la familia como el colegio pongan su granito de arena para asentar en los niños estas costumbres, siendo por ello que nuestros centros incluyen el comedor como parte del proyecto educativo.

Un dato que debe invitar a la reflexión y a actuar: según cifras de la Organización Mundial de la Salud, en todo el mundo, el número de lactantes y niños pequeños (de 0 a 5 años) que padecen sobrepeso u obesidad aumentó de 32 millones en 1990 a 41 millones en 2016. Si se mantienen las tendencias actuales, el número de lactantes y niños pequeños con sobrepeso aumentará a 70 millones para 2025 (más información aquí).

Riesgos de una mala alimentación

Para poder concienciar a los alumnos sobre la necesidad de llevar una alimentación sana, lo primero es saber cómo influye en el desarrollo de los niños la alimentación. Las familias deben ser conscientes de que hay enfermedades crónicas que se padecen desde edades muy tempranas que son, en buena parte, consecuencia de una sobrealimentación o alimentación inadecuada.

Los errores nutricionales más frecuentes

Para poder hacer cambios en la alimentación de nuestra familia, es importante saber detectar qué errores cometemos con frecuencia, algunos de ellos muy repetidos:

  • Más lácteos de los necesarios: muchos niños consumen más lácteos (leche, yogures, quesos) de los que su cuerpo necesita (alrededor de 3 raciones diarias). Este exceso puede generar inapetencia, problemas de absorción de hierro y estreñimiento, además de una excesiva ingesta de grasa animal y sus correspondientes grasas saturadas.
  • Zumos envasados: muchas familias recurren a ellos porque son más rápidos y cómodos, pero no aportan la misma cantidad de fibra y vitaminas que una pieza de fruta. Además, estas bebidas azucaradas no suelen saciar la sed, sino invitar a un mayor consumo.
  • Bollería industrial y el pan de molde: incluyen bastantes azúcares y, además, al ser blandos suelen evitar el esfuerzo de masticación que tan necesario es para el desarrollo de dientes, encías y músculos faciales.
  • Carne roja, embutidos y salchichas: actualmente tanto peques como adultos consumimos demasiado estos alimentos ingiriendo así un exceso de grasas saturadas. Es mejor consumir carnes blancas, pescado y legumbres.

¿Cómo educamos en nutrición desde la infancia en nuestros centros?

Para que los niños adopten e interioricen unos adecuados hábitos alimenticios es necesario que en clase se trabaje y se hable sobre nutrición. Además, hemos hecho diferentes charlas con el alumnado para transmitir esa información y concienciar sobre la importancia de tener una buena alimentación, variada y saludable.

En este compromiso por ofrecer una alimentación saludable, en Granada College y Escuela Infantil Príncipes se dispone de cocina propia y se ofrecen menús alternativos en función de las edades y de las necesidades que, por prescripción médica o causa razonable, requiera cada alumno. La elaboración de los menús se lleva a cabo bajo las directrices de un médico dietista así como por una enfermera pediátrica que asesoran al colegio para ofrecer menús equilibrados y saludables.

Niños sanos por dentro y por fuera

En definitiva, además de cuidar lo que comen, queremos ofrecer a los niños herramientas educativas que les ayudarán a disfrutar de ella y a mejorar su bienestar. Es nuestra misión como colegio con la firme creencia de que, con unos buenos hábitos en la infancia, podremos evitar que tengan que cuidar en el futuro de enfermedades asociadas a la mala alimentación.

14 / 06 / 21